Enfibrar

Autos y Motos

14.09.2013 a las 19:29 hs 0 1083 0



ENFIBRAR 


1. Cortar la fibra más o menos a medida, de forma que sobre un poco. No importa hacerlo muy perfecto porque la fibra al empaparla con la resina, se estira y se maneja muy bien.







2. Preparación de la mezcla: 

a. En mi caso, con un porta tiestos, echamos un poco de resina. No lo debemos echar todo, porque se nos secará antes de acabar.

b. Le añadimos un 3÷ de endurecedor (peróxido o catalizante). Algunos lo hacen con una jeringuilla, pero no es necesario. Se hace a ojo. Cuanto más le echemos, antes se secará.

c. Lo removemos bien, muy bien. En caso contrario, no se secará nunca.




3. Pintamos con la resina la superficie a enfibrar. Esto nos ayuda a que la fibra se pegue a la superficie mientras la impregnamos de resina.




4. Untamos bien la brocha en la resina y la colocamos encima de la fibra y apretamos. De esta forma, la fibra chupa la resina, coge peso y se hace más moldeable, es decir, que se puede estirar. 

5. Repetimos el paso 4 varias veces hasta que la fibra se quede más o menos pegada a la superficie.




6. Ahora tendremos trozos de fibra muy cargados de resina y otros sin nada. Untamos la brocha en la resina (solo un poco) y la colocamos en algún sitio donde no haya resina. Apretamos y esparcimos, de forma que se vaya “pintando” toda la fibra con la resina. Los sitios donde hay mucha fibra, se estiran igualmente, de forma que se va quedando todo uniforme. 

7. Mientras tanto, vamos apretando. No es como pintar, es impregnar. De forma que siempre tenemos que ir apretando bien la brocha. En caso contrario, no chupará bien y quedarán bolsas y burbujas.



8. Dejar secar. Dependiendo del día, puede tardar más o menos. En invierno tarda un día y en verano un par de horas. Si tenéis prisa para que se seque, le echamos mucho catalizante y le ayudamos con calor. 

Consejos: 


1. Cuando digo calor, no digo calor directo, si no calor ambiente. Podemos poner un radiador para que caliente la habitación. Si lo ponemos demasiado cerca, se secará muy rápido, pero saldrán bolsas. 

2. Recomiendo brochas planas, no redondas, porque se trabaja más rápido y mejor. 

3. No escatiméis con la resina. Más vale mucha resina que poca. Si usamos poca, la fibra si es gorda no la chupará bien y además, nos saldrán burbujitas.

4. Es mejor cortar trozos de fibra pequeños, porque si no, no vamos a conseguir estirar bien la fibra para que se nos amolde a la superficie. 

5. Para que los petachos de fibra queden uniformes, lo mejor es echar mucha resina y estirar de forma que los pelos de fibra se entrelacen. 

6. La fibra se divide por numeraciones. Cuanto más alto sea el número, más gorda es la fibra. Yo uso normalmente mat 300, aunque para superficies con pocas curbas uso mat 450 para que quede más duro. En cambio, para las esquinas uso 200 porque es más fácil de moldear.



7. Digo esto de moldear, porque la fibra siempre tiende a su posición original. Cuanto más gorda sea, más cuesta adaptarla. De todas formas, podemos ayudarnos de polvos espesantes. Se echan unos pocos en la resina con el catalizador y queda una mezcla muy gorda y fácil de adaptar.



8. Para adaptar, podemos usar cinta de carrocero, la típica blanca que se corta con la mano. Esta nos ayudará a que la fibra no se despegue en las esquinas. 

9. También podemos usar pinzas de plástico, porque la fibra no se pega al plástico. 

10. Por otra parte, cuanto más pequeño sea el número de la fibra, más fácil es de lijar. Por eso, como última capa, lo mejor es usar 200 o velo. Velo es fibra de 30 o así. 

11. Para que la resina al secarse no se quede tan difícil para lijar, se puede usar parafina. Esto es un líquido amarillento que se mezcla con la resina. 

12. Para conseguir una dureza impresionante, y además que la fibra se quede muy gorda, podéis usar coremat. El coremat es como una esponja. Se coloca entre fibra y fibra. Le cuesta mucho secarse y no se puede jugar tan bien como con la fibra, pero se consigue medio cm de espesor y una dureza muy grande, vamos, como un trozo de madera.





13. Algunos usan pistolas para dar la resina. Se ahorran mucho trabajo, solo que las pistolas sufren mucho. 

14. El mejor diluyente es el etileno, aunque también se puede usar la acetona. 

15. La acetona se usa para limpiar la resina. Si aún no está seca, se limpia en un momento. Si no, hay que dejarlo a remojo. Las brochas se limpian con esto. La cera se quita con esto. Lo único que se evapora en seguida igual que el alcohol. 

16. El gel-coat es un tipo de resina que se seca en lugares cerrados. No necesita oxígeno. Se usa en moldes para que el acabado sea muy liso. 

17. Para hacer moldes, se usa cera. Gracias a la cera, podemos dar fibra encima de cualquier cosa, y luego se despega. 

18. La fibra es muy [Off-W] a. Siempre tened cuidado, porque si se seca en mala posición, así se queda. Y no se seca bien hasta pasados uno días. No está seca cuando ya se puede tocar. 

19. El poliéster (resina) es muy contaminante, por lo que usad siempre guantes de latex o plástico y mascarilla.



20. Para hacer moldes, se suele usar plastilina o poliuretano. Si usáis poliuretano, tened cuidado, porque la resina a la hora de secarse, se calienta, y quema el poliuertano. Para evitar esto, empapelaremos el poliuretano con cinta de carrocero (la blanca de papel) y periódico. Fijaros en la foto como se ha quemado el trozo (centro) que no tenía ni cinta de carrocero ni periódico.







Posteado por:

koruitch

Administrador

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!