Mejora tu circulación con la hidroterapia

Belleza y Salud

24.09.2017 a las 12:34 hs 0 93 0



Basando sus resultados térmicos producidos  por las aplicaciones de agua, de forma local o general y provocando diferentes respuestas  del organismo, la hidroterapia puede utilizarse tanto para tratar como para prevenir diferente dolencias. El estímulo térmico sobre la piel provoca una respuesta localizada en la circulación sanguínea superficial y también genera una respuesta profunda de la circulación en general, haciendo que el organismo funcione mejor.
El tratamiento con hidroterapia siempre se relacionará con el tipo de patología que desea prevenirse o tratarse y tanto puede ser aplicada de forma local como general, utilizando agua caliente, fría o alternando temperaturas, en forma de compresas o envolturas.

Tipos de tratamientos y como se aplica

Cada uno de  los tratamientos es realizado con distintos tipos de duchas y algunos de los más utilizados son:

-Tratamiento relajante: Aquí la ducha posee un número de perforaciones mayor que en la de presión baja precisamente para lograr una presión media que produzca un masaje al hacer contacto con el cuerpo. Siempre se utiliza agua templada, ya que ésta ayuda a relajarse y la duración de la sesión será de 15 minutos como máximo.

-Tratamiento de lluvia: Aquí la fuerza y presión del agua es mayor, con una aplicación máxima de 5 minutos con agua templada o caliente.

-Duchas filiformes: La presión de salida del agua será fuerte y la duración de un máximo de 5 minutos, proyectando el agua sobre la zona que desea tratarse siempre con agua caliente que permite estimular la circulación sanguínea.

-Ducha escocesa: En este tipo de tratamiento la característia es que se alternan chorros de agua caliente y fría. El agua caliente dilata los vasos sanguíneos produciendo una relajación tanto en las articulaciones como en los músculos. El agua fría por su parte provoca la constricción de los vasos y reduce las imflamaciones. Este tipo de ducha es perfecta para combatir el estrés, ayudando además a eliminar las células muertas.

-Circulares: Es este caso el agua se recibe de varias duchas al mismo tiempo, pero se regula la presión y temperatura para poder proporcionar un masaje más superficial  y que abarque todo el cuerpo de los pies a la cabeza. Es ideal para quienes sufren de mala circulación y para aquellos que se encuentran realizando un tratamiento adelgazante.

-De fusión: Se realiza en posición horizontal y el agua cae en forma de lluvia. Es recomendada para contracturas y como terapia para eliminar el estrés.

Todos los tratamientos hechos con hidroterapia provocan un bienestar general y un estado de relajación excelente, por lo cual se recomienda hacerlos con asidiudad.






Posteado por:

koruitch

Administrador

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!